La mayoría de las veces un reclutador solo necesita los primeros cinco minutos de la entrevista para saber si es apto en lo que desean. ¿Por qué? Pues por la expresión corporal.

Mira algunas actitudes que es mejor evitar durante una entrevista de trabajo.

1. Mostrar una mala postura

Es bueno que sepas demostrar a tu entrevistador que sabes medir el exceso de confianza, la comodidad, que sabes respetar los espacios y las jerarquías. Por eso suele ser mal visto que por querer mostrar que estás cómodo y confiado en tus capacidades, ocupes la silla de manera agresiva o echándote en ella como si estuvieses en la sala de tu casa. Por querer mostrarte así lo que la gente percibe de ti es falta de seriedad y provocas desconfianza. Trata de sentarte un poco al borde de la silla, sin exagerar. Eso te dará sensación de brevedad y te mantendrá alerta a lo que te dicen y el cuerpo te ayuda a mostrar interés.

2. Movimientos nerviosos

La mayoría de los reclutadores sienten que alguien que se mueve demasiado es una persona nerviosa (uno suele pensar que está dando énfasis a sus palabras) y que por ende podría ser insegura. No es malo que estés nervioso, eso indica que esto te importa en serio (aunque también que no te sientes preparado o que ocultas algo). Así que respira, calma tu organismo y evita cambiar de posición o mover mucho las piernas, esto último puede resultar irritante.

entrevista de trabajo postulantes

3. ¿Por qué no sonríes?

Es probable que una persona que no sonríe en una entrevista, tenga dificultades para trabajar en equipo. Sonríe, demuestra que te interesa tener empatía con la gente y más aún con quienes serían tus potenciales compañeros de trabajo o incluso tu jefe. Además también significa que no te estás dejando vencer de la presión que genera toda entrevista. No uses la famosa ‘risa nerviosa’ para todo, puede funcionar en ocasiones, pero luego será signo de que estás asustado. Eso sí, sonríe en dos momentos importantes: al presentarte y al despedirte. Durante la entrevista sé amable.

¿Cómo mejorar mi economía personal?

3. Jugar con objetos

En la mesa de entrevista suele haber objetos (bolígrafo, papeles, clip, etc), evita jugar con ellos, menos aun con lo que tienes en las manos (anillos, pulseras, relojes, etc). Eso distrae e indica que eres proclive a evadir situaciones claves y distraerte. Si tienes el hábito de jugar con tus anillos o relojes, entonces no los lleves.

entrevista-laboral

5. La mirada delata

Los reclutadores sin proclives a desestimar a quienes no los miren a los ojos. Si eres una persona muy tímida y sientes que mirar a los ojos es molesto, pues mira el rostro, pero míralo. Y tampoco de forma fija, allí parecerás una persona muy agresiva. Tienes que pensar que ellos están allí para obtener lo mejor de ti y que tu triunfo es el triunfo de ellos, pues trabajarás en el mismo equipo. No sientas que están juzgando tu forma de ser, pero sé conciente de que están evaluando si eres la persona indicada para ser parte de la compañía.

Esperamos que estos consejos puedan permitirte afrontar con naturalidad tu próxima entrevista de trabajo.

Acerca del Autor

Notas Similares

Refiere amigos o familiares que inviertan con nosotros obteniendo un depósito a plazo de 90 días y...

Gritemos con entusiasmo Viva Guayaquil y seamos cada uno el mejor ejemplo al mostrar la ciudad a...

Recuerda que Banco del Pacífico no envía correos electrónicos solicitando información confidencial...