Casi siempre que nos proponemos comenzar a ahorrar nos preguntamos ¿Por dónde empezar?, nuestra economía puede estar tan desordenada que ni siquiera sabemos qué es lo primero que deberíamos hacer para cambiar nuestros hábitos financieros.

Esto es completamente normal, llegándote a sentir muy frustrado, ya que nuestra situación financiera influye en muchos otros aspectos de nuestras vidas. Por eso aquí te vamos a dar un par de consejos para ayudarte a afrontar este problema.

Errores financieros más comunes que cometemos

 

Empecemos identificando:

  • Muchas personas hemos tenido esa sensación de que el dinero “se nos fuga” de las manos, ya que pagamos nuestras deudas y nos quedamos casi sin nada, los saldos negativos nos pisan los talones. Quizás a esto no le damos mucha importancia, pero es una señal de alerta de que estamos entrando en apuros.
  • La solución más común que escogemos ante esta situación es concentrarnos en gastar menos y pagar más rápido las deudas que están cerca de finiquitar. Que claramente es positivo y lo más inteligente, pero mantener este ritmo muchas veces es difícil porque cuando ya nos sentimos fuera de peligro, volvemos a realizar esos gastos, volviendo a acumular deudas. Y así, nunca salimos de ese repetitivo ciclo de mala economía personal.

Mira más beneficios del Portafolio Mujer Pacífico

Una estrategia diferente:

  • Lo primero que debes hacer, de ser posible, es trabajar haciendo algo que te gusta, está comprobado que esto mejorará tu productividad, por ende tus ingresos. Claro que esto no significa que vayas corriendo a renunciar a tu empleo, porque esto no es siempre fácil, y hay quienes prefieren no arriesgarse a cambiar de empleo a emprender uno propio.
  • No intentes hacer una planificación de como saldaras tus deudas, ni mal gastes tiempo buscando y buscando descuentos. El punto es salir de tu rutina y empezar a dedicarte gradualmente a desarrollar tu productividad.
  • Puedes comenzar a probar suerte ofertando asesoría o consultoría en áreas que tengas experiencia, o que antes quizás solo era un pasatiempo. Lo puedes hacer en tus ratos libres o vía online. Así mismo si tienes alguna habilidad manual para desarrollar productos, podrías comenzar de a poco ofertarlo entre tu familia, amistades o compañeros de trabajo.
  • Aunque es un cambio difícil y un nuevo reto que enfrentar en tu vida, tendrás mucha satisfacción al ir viendo progresivamente como aumenta tu rentabilidad. Trabajar en algo que te gusta te ayudarla a enfocarte mejor al momento de tomar una decisión.

No permitas que una crisis controle tus finanzas

Ya estás listo para el segundo paso:

  • ¡Ahorrar! Ya que has acumulado deudas y  quizás has tenido imprevistos que descuadraron tu presupuesto, es importante que todo ingreso extra que tengas, lo ahorres, para prevenir en caso de que se presente nuevamente una emergencia.
  • Establecer metas de ahorro. Sí, sabemos que suena, y de hecho es, difícil.  Pero es una forma de auto-educarte económicamente a la vez de poner a prueba tu fuerza de voluntad. Establece cuanto quieres y para qué lo quieres, (un concierto, un viaje, un tatuaje, una operación, etc) así que cuando tengas ganas de gastarlo en algo más, tendrás una motivación para no utilizarlo.

 

Finalmente recuerda:

  • Ahorra para metas, no “para  el futuro”. ¡Funciona!
  • Trabaja en algo que te guste y veras como aumenta tu productividad.
  • No gastes, invierte. Y si es en un negocio propio, ¡mucho mejor!
Acerca del Autor

Notas Similares

Para emprender hay que contar con conocimientos financieros, tributarios, de mercadeo. Y por...

Con BdP Ganas porque ganas por cada $50 de incremento de saldo mensual en la cuenta de ahorros o...

Cuéntanos cuáles serían tus #HistoriasPorElMundo de ensueño. Hazla realidad con PacifiCard.