Si para ti la palabra “carrera” trae noches donde no puedes dormir, y te pasas preguntando: ¿Qué es lo que realmente quiero estudiar? ¿Y si no me gusta la carrera que escoja? ¿Y si ya no sigo estudiando? ¿Puedo tomarme un año sabático? ¿Podré soportar 4-5 años estudiando?

Por lo normal, ciertas personas desde muy pequeños ya establecen sus metas y saben que van a “ser de grandes” y a medida que crecen se van orientando siempre hacia su vocación. Pero no te sientas mal, también es muy común no saber qué camino tomar al salir del colegio. Tranquilo, es algo común que le pasa a muchos, no  eres el único.

Así que no te desesperes, ni trates de forzar las cosas, que eso solo te traerá mucho estrés. Y aquí tienes unos cuantos consejos que te ayudarán a aclarar tu mente sobre tu futuro profesional:

¿Qué te depara la vida universitaria? Más allá de los estudios

Explora las carreras que te parezcan interesantes:

Todas, a fondo. Te sorprenderá mucho encontrar cosas que no sabías que podían existir, como ciertos puestos de trabajo o ciertas actividades que no imaginabas que se podían realizar dentro de ciertas áreas.

Una forma fácil de conocer sobre una carrera es conversando con un profesional del ramo, indagando acerca de qué lo llevo a escoger esa carrera, si está contento con su decisión, qué tan bueno es el sueldo o ganancia o qué es lo mejor y peor de su labor. Haz una balance de los pro y contras.

Actúa de inmediato:

Te parecerá algo arriesgado y abrupto, pero tienes que tomar la decisión, así esta resulte equivocada con el tiempo, pero tienes que dar el primer paso que aunque no es fácil, nadie lo hará por ti. Recuerda que equivocarse es parte de la vida. Tener miedo está bien, pero tienes que enfrentarlo si quieres llegar al éxito.

Descubre qué te apasiona:

Debes analizar y estudiar cuáles son las cosas que te hacen sentir bien y que te otorgan satisfacción. Debes ser lo más honesto que puedas (obviamente contigo mismo, porque a cualquiera puedes engañar, menos a ti) para darte cuenta que es lo que realmente disfrutas hacer y que te resulta bastante fácil realizar. Investiga qué carreras se alinean a tus gustos, a tus habilidades y a tu perfil en general. Recurre a la poderosa herramienta del internet para ver donde podrías estudiar esas carreras.

No renuncies a una carrera solo porque no tienes todas las habilidades que requiere

Recuerda que el ser humano tiene la capacidad de aprender nuevas tareas con la enseñanza y la práctica, y es así como tú lo harás ya que lo que realmente importa es el interés que tengas para motivarte y hacer todo el esfuerzo necesario para aprender algo que no sabías. Cada día se aprende algo nuevo. Así que si realmente te gusta una carrera, ¡adelante!

Acerca del Autor

Notas Similares

Para emprender hay que contar con conocimientos financieros, tributarios, de mercadeo. Y por...

Con BdP Ganas porque ganas por cada $50 de incremento de saldo mensual en la cuenta de ahorros o...

Cuéntanos cuáles serían tus #HistoriasPorElMundo de ensueño. Hazla realidad con PacifiCard.