Se aproxima el inicio de clases y es bueno que para ese regreso a la escuela tanto padres e hijos estén preparados. Por esto te dejamos cinco consejos que te ayudarán en este nuevo ciclo.

1. Un listado de cosas por hacer o llevar

Así como funciona tener un listado de útiles escolares por comprar, es bueno ampliar las necesidades, tener todo previsto y realizar listas sobre los pendientes a resolver. Así podrás hacer cheklist o verificar todo lo relacionado a los mencionados útiles, los almuerzos o lunch; uniforme, etc. Pon las listas en la refrigeradora o anaqueles de la cocina. Ahí siempre estarán a la vista.

Colocá post it en la heladera o armá una lista para ir tachando todas las tareas terminadas.

2. Reunión previa con los compañeros

Si bien el reencuentro con los compañeros tiende a ser emotivo, no siempre es sinónimo de buen primer día. Esto puede suceder por el estrés de regresar a clases, por tener cosas pendientes en los listados o porque a veces a las personas les cuesta volver familiarizarse con sus compañeros y horarios. Por eso no es mala idea que tu hijo o hija se reúnan con algunos compañeros o amigos en la semana previa al inicio de clases, para ir rompiendo el hielo y estirar esas vacaciones en un ambiente más distendido. Una comida en casa de algunos de los chicos será muy buena idea, o alguna salida a jugar, hacer deportes o simplemente comer al aire libre.

3. Papás conectados

Vivimos una época hiperconectada y los padres de familia debemos adaptarnos a ello por el bien de los hijos. No es mala idea tener grupos de whattsapp temporales para distintas actividades que involucren a padres o profesores. Así mismo que todos los padres tengan los contactos de cada adulto que estará en contacto frecuente con los chicos. Y por supuesto la comunicación entre padres e hijos debe lograr aliarse a las nuevas tecnologías, sin que esto signifique no darles su espacio o privacidad.

4. Actividades extras

Cada vez más se evidencia que es mejor que los alumnos no lleven mucha tarea a casa y que mejor se la resuelva en horas de escuela. Eso además es bueno porque da oportunidad a los chicos de formarse en otras actividades que les resulten más recreativas (desde aprender a tocar instrumentos, como hacer grupos de acciones sociales o clubs de alguna materia, etc.). Lo mejor de eso es que podrán relacionarse con otras personas afines.

5. Comprender los miedos y frustraciones y ser una guía

La etapa estudiantil es la mayor vivencia de los chicos y chicas en la sociedad. Los padres de familia deben comprender que hay muchas situaciones o dificultades que pueden estar causando miedos a los hijos dentro de las escuelas. Especialmente las vivencias desconocidas, donde no sabrán a ciencia cierta cómo actuar. Allí podrán estar necesitando una buena y compresiva charla con sus padres. Y podrán saber que el miedo es algo natural, pues están en una etapa muy emotiva, donde luego se darán cuenta que no era para tanto (algunas cosas, otras como el bullying o el abuso, no es una exageración). Los padres tienen el deber de procurar una comunicación con sus hijos, donde le puedan fomentar la seguridad en ellos mismos. Intercambien experiencias, pues en algunas, pese al cambio generacional, encontrarán similitudes e incluso soluciones.

¿Están preparados para este nuevo inicio de clases?

Acerca del Autor

Notas Similares

Refiere amigos o familiares que inviertan con nosotros obteniendo un depósito a plazo de 90 días y...

Gritemos con entusiasmo Viva Guayaquil y seamos cada uno el mejor ejemplo al mostrar la ciudad a...

Recuerda que Banco del Pacífico no envía correos electrónicos solicitando información confidencial...