El phishing o también conocida como suplantación de identidad, es un término informático que denomina un modelo de abuso informático y que se comete mediante el uso de un tipo de ingeniería social, caracterizado por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta (como puede ser una contraseña, información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria). El cibercriminal se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial electrónica, por lo común un correo electrónico, o algún sistema de mensajería instantánea o incluso utilizando también llamadas telefónicas.

Creo que muchos de nosotros hemos pasado por eso de que recibimos un correo de una institución (que en realidad es falsa), que nos alarma sobre alguna situación para que entreguemos datos o dinero.  Pero toda mala intención se detecta a tiempo y phishing no pasará por de percibida. Por eso que aquí te nombraremos algunos consejos para evitar a que seas estafado cibernéticamente.

  • Cada vez que vayas a compartir una información confidencial asegúrate de que estás usando el canal adecuado.
  • Si hay un correo electrónico que no te convence, lo mejor es que no hagas clic en un link incluido en el mismo.

 

  • Si recibes una alerta de tu banco u otra institución importante, nunca hagas clic en el enlace que te muestra el correo electrónico. En su lugar, abre una ventana del navegador y copia la dirección para que tengas tiempo de revisarla o sino directamente al campo de la dirección URL de tu navegador. Ahí te puedes dar cuenta de que no es la web oficial del banco u otra institución (usualmente copian la url igual, pero añaden una palabra al nombre, de modo que visualmente engaña a la vista al principio).
  • Como ya decíamos, tómate tu tiempo y escriba la direcciones de los sitios webs correctamente, pese a que existen cientos de intentos de engaños de las páginas más populares con solo una o dos letras de diferencia. Por ejemplo en esta URL: http://www.nombredetubanco.com/ejemplo, en la cual el texto mostrado en la pantalla no corresponde con la dirección real a la cual conduce. Otro ejemplo para disfrazar enlaces es el de utilizar direcciones que contengan el carácter arroba: @, para posteriormente preguntar el nombre de usuario y contraseña.
  • Si repetidamente insisten con enviarte un mismo correo supuesto de un banco, lo mejor es que llames a un operador para verificar los hechos.
  • Se debe comprobar que la página web comience por https:// y un pequeño candado cerrado debe aparecer en la barra de estado del navegador.

La mejor manera de evitar de ser estafado on line es cambiar constantemente de contraseñas.

¿Qué otros consejos para evitar phishing nos puedes comentar?

Acerca del Autor

Notas Similares

La tecnología diariamente evoluciona y en el 2018 se explorarán diversas y nuevas aplicaciones para...

El smartphone se ha convertido en unos de los accesorios imprescindibles de muchísimas personas. Y...

Si eres uno de los afortunados ganadores de la promoción de Pacificard, podrás ser uno de los...