Un aspecto esencial de la vida de los negocios es la innovación. Por eso el congreso Tid Co en Guayaquil trajo ejemplos muy interesantes que podemos compartir.

Lo mejor del Tid CO 2017 en Guayaquil

Uno de los que más nos llamó la atención fue el caso que comentó Juan Sebastián Ruales, sobre Rappi. Esta empresa se basa en una aplicación que te permite conseguir a domicilio múltiples servicios de tiendas o similar a los servicios de taxi. Podrás decir que eso ya existe, pero la diferencia es que aquí contactas a un rappitendero, que te acepta un pedido entre los locales afiliados y se compromete a llevártelo en moto o bicicleta. Funciona en Colombia, México y también en Sao Paulo. Están afiliadas tiendas para ofrecer sus servicios, puede ser la tienda de la esquina, o una carretilla. El compromiso es llevar los pedidos en un tiempo determinado y respetar los precios. Los rappitenderos no tienen que dar comisión a Rappi por sus servicios y pueden conservar las propinas. En horas pico puede aumentar el costo de envío a domicilio. Asimismo los rappitenderos regulan el tiempo en el que dan el servicio. Rappi ofrece disponibilidad de horas y el rappitendero escoge las que le convenga.

Pensar que algo es imposible de llevar a la práctica suele ser el primer obstáculo para emprenderlo. Nada es sencillo, sin duda, pero está en el visionario ordenar todas las circunstancias que tiene a su favor y detectar donde requiere soluciones especiales para romper los esquemas y poder imponer una nueva tendencia que además sea rentable.

Rappi lo logró, fomentando una economía colaborativa, generando confianza entre locales, tenderos y compradores. Consiguió fondos de inversión para su proyecto, con la confianza de que el e-commerce aun no estaba siendo aplicado en su real potencial por tanto había muchas formas de abordarlo y más que nada acercarlo a la gente y sus deseos de ser servidos como ellos quisieran. Facilitarles las vida.

Visto lo anterior es muy sencillo estar de acuerdo con Pablo Zamora, cuando propone su charla “Inteligencia Artificial para cambiar la forma en que comemos”, donde cuenta la historia de Not Company, una empresa que elabora alimentos, utilizando un algoritmo dado por un computador a quien llaman Giusseppe. Su sistema está alimentado de suficiente Big Data para convertirse en una científico gastronómico y crear recetas hechas a base de vegetales, elaborando sustitutos de comidas tradicionales derivadas, pero con mucho mayor poder nutritivo.

 

De allí que se halla elaborado productos como Not Milk, No Mayonesa, Not Chocolate. La meta es alimentarnos de una manera más sana. “Debemos pensar en nutrición para los animales, los adultos, los niños, tú, yo, todo el mundo”, resalta Zamora. Y con la tecnología actual se puede, sin perder en sensaciones agradables al paladar y a nuestra cultura culinaria tan habituada a carnes e invadida por grasas.

 

 

Acerca del Autor

Notas Similares

TID Co reúne a referentes mundiales de innovación y negocios disruptivos. No te lo pierdas, compra...

Para tener un mejor desarrollo en una empresa hay que recordar que el aprendizaje nunca se termina....

El congreso que estabas esperando llega a Ecuador! Comienza a innovar ingresando...