Ya tomaste la decisión de tener una empresa y llega el momento de ponerle un nombre a tu producto o a tu compañía. Y aunque sabes muy bien los beneficios que ofreces y el diferencial respecto a la competencia, resulta que no hallas un nombre que te parezca ganador. Suele suceder, no te aflijas, por eso te vamos a dar unos datos que te aclararán la mente y saber cuál elegir.

 

Lluvia de nombres

Este es un paso que muchas veces hemos evitado por miedo a decir nombres muy locos, ridículos o quizá porque tenemos en mente un nombre de marca que nos encanta pero no queremos someterlo al juicio de nadie. No temas, recuerda que tu producto deberá estar en boca de mucha gente.

 

Dilo alto y claro

Esa marca es tu orgullo, así que debe sonar bien claro en voz alta. No importa si es un nombre gracioso (lo cual podría darle gran recordación), lo importante es evitar que sea difícil de pronunciar, que no haya cacofonías (repetición de sonidos) o que no se sepa en qué idioma está. Recuerda que a veces viene bien usar nombres compuestos de dos palabras cortas (ej: coca cola; paper mate; sweet & coffe, etc).

 

Olvidate del estilo social media

Quizá has visto que en redes sociales es común cortar las palabras, cambiar las C por las K y cometer sinfín de faltas ortográficas. Incluso si quieres llegar a esas audiencias, dejarte llevar por esa tendencia puede ser contraproducentes. A las personas les gusta decir las palabras completas y no tener que investigar qué significan. Por supuesto que hay excepciones, por ejemplo Flickr o XoXo. ¿Cómo piensas qué le iría a una marca llamada Baia Baia?

 

Nada de genéricos, sino que tengan significado

Muchas veces una de las claves de una marca es que desde su nombre te den a entender su mejor beneficio. Eso sí no abuses de los genéricos, no vaya a ser que te salga una marca estilo Compu Mundo Hiper Mega Red.

 

Comprueba que esté disponible

Hay forma de buscar si el nombre que tienes está patentado en tu país. Asimismo las redes sociales son ideales para hacer una búsqueda. Es probable que algunos nombres los encuentres en países lejanos, pero si no está en tu misma línea de negocio no es un impedimento. Además, también debes buscar en Google Adwords para ver qué tal funciona la búsqueda del nombre que tienes pensado (Fíjate si es fácil escribirlo). Y además piénsalo como el nombre del dominio de internet que tendrás. Son muchos factores que te ayudarán a decidir. Por ejemplo, puedes ir a GoDaddy.com para comprobar la disponibilidad del dominio y namecheckr.com para las redes sociales.

Diferenciación

Y luego de todo esto, la gran pregunta: ¿Qué tan distinto es de los nombres de tu competencia? Ten por seguro que después de todos estos filtros que te brindamos para elegir un nombre, hallarás el apropiado. Te puedes sorprender del resultado, a veces una palabra inesperada que suena bien puede calzar con tu marca.

Acerca del Autor

Notas Similares

TID Co reúne a referentes mundiales de innovación y negocios disruptivos. No te lo pierdas, compra...

Para tener un mejor desarrollo en una empresa hay que recordar que el aprendizaje nunca se termina....

El congreso que estabas esperando llega a Ecuador! Comienza a innovar ingresando...