Utilizar cajeros automáticos y banca en línea es una forma muy cómoda y segura de manejar tu dinero. Y, aunque cada banco cuenta con herramientas de seguridad sofisticadas, hay personas que se esfuerzan mucho por sobrepasarlas y así crear sistemas de fraude enfocados en robar tus datos o dinero. Aquí te presentamos los 6 tipos más comunes de fraude para ayudarte a prevenir cualquier inconveniente y para que estés atento a cualquier alerta.

1. Suplantación de funcionarios

Este tipo de fraude consiste en gente que se hace pasar por funcionarios de la institución y ofrecen ayuda en trámites. Con esa excusa reciben documentos o valores para luego desaparecer del lugar, llevándose dichos documentos o dinero consigo.

Este tipo de fraude era muy común hace algunos años, pero ha decaído mucho ya que la gente sabe que todo trámite tiene un proceso y que es más seguro seguirlo por los canales formales. De todas formas, para evitar cualquier incomodidad, te recomendamos que si alguien se te acerca diciendo ser funcionario del banco le pidas una credencial para comprobar su identidad y verifiques su uniforme y puesto de trabajo en la agencia.

2. Cambiazo

Este es otro tipo de fraude que sucede en persona. El ladrón espera cerca de los cajeros automáticos y ofrece ayuda para manejarlos. Cuando el cliente entrega su tarjeta esta es cambiada por una muy parecida pero que no funcionará en el cajero. Cuando el cliente intenta hacer su transacción, habrá un cómplice que intente ver su clave, para luego utilizarla con la tarjeta real que fue cambiada.

 Resultado de imagen para fraudes financieros en cajeros automaticos

Para evitar este tipo de fraude, nunca aceptes ayuda de extraños al operar un cajero automático. Igualmente, fíjate si hay alguien cerca de ti y cubre el teclado cuando digites tu clave.

3. Skimming

Este es otro tipo de fraude que se ejecuta en los cajeros automáticos. Para este fraude, los ladrones cambian el lector de tarjetas de cajero y lo sustituyen por uno muy parecido. Así, cuando el cliente ingresa su tarjeta el delincuente es capaz de copiar los datos de la tarjeta magnética. Luego, a través de una cámara instalada en las cercanías, el ladrón es capaz de obtener la clave de la tarjeta y así ya tiene todos los datos que necesita para ingresar a la cuenta.

Para evitar que esto te suceda revisa el cajero antes de utilizarlo. Puede ser que veas objetos extraños o pistas de que el cajero fue alterado de alguna forma. Si tienes alguna sospecha, es preferible que no uses ese cajero.

 4. Phishing

Este tipo de fraude se ejecuta a través del correo electrónico y consiste en correos falsos que pretenden ser enviados por el banco. La mayoría de ellos piden a los clientes que actualicen sus datos ingresando a un vínculo específico. Por supuesto, esa solicitud es falsa y si el cliente le hace caso, estará entregando sus datos a los delincuentes, quienes los podrán usar para retirar efectivo o hacer transferencias.

 Resultado de imagen para fraudes en bancos

La mejor manera de evitar estos fraudes es ignorando cualquier correo que pida actualizar tus datos. Tu banco nunca te pediría eso por correo. Además, debes asegurarte de que la dirección web a la que ingresas para hacer tus trámites sea la oficial del banco.

5. Opción abierta

Esta forma de fraude se aprovecha de la distracción de las personas para robarles dinero directamente de los cajeros automáticos. Este fraude se da cuando un usuario está usando el cajero y otro le sugiere que use el de al lado. Si el cliente ya había iniciado su sesión y se cambia de cajero sin cerrarla, el ladrón podrá aprovechar ese tiempo para navegar como si fuera el cliente original y hacer retiros.

Para evitar este tipo de fraude no hagas caso a indicaciones de extraños mientras usas el cajero. De la misma forma, asegúrate de haber terminado tu sesión antes de alejarte del cajero automático.

 

6. Key Logger

 Este es otro tipo de fraude que afecta a la banca electrónica. Consiste en un programa malicioso que se instala en tu computadora y registra todo lo que se escribe y todas las páginas que se visitan. Así, los delincuentes son capaces de obtener información personal, claves y otros datos que pueden utilizar para robar tu dinero.

 

Esta es la forma de fraude más difícil de detectar ya que estos programas funcionan de manera invisible, sin que el usuario lo note. Para estar protegido contra este fraude te recomendamos tener un antivirus actualizado en tu computadora y correr análisis frecuentemente. Además, es poco recomendable utilizar computadoras públicas, como en café nets o bibliotecas, para acceder a tu banca en línea ya que es más probable que estas estén infectadas con programas maliciosos.

Ahora que ya conoces las 6 formas más comunes de fraude estás preparado para protegerte. Recuerda nunca revelar tus claves o información personal. Si tienes algún otro consejo de seguridad déjalo en los comentarios y ayúdanos a prevenir estos asaltos.

Cómo protegernos del robo de identidad

Acerca del Autor

Notas Similares

Además de realizar tus pagos, puedes chequear el saldo disponible de tu tarjeta o cuenta con...

El Mundial Rusia 2018 ha sido todo un éxito, tanto en lo futbolístico como en las emociones que ha...

Recuerda que en cada partido del Mundial 2018 estás participando para el sorteo de LEDs de 49" y...