El trabajo dignifica, y eso lo sientes en muchos niveles, tanto familiar como psicológicamente hablando. Ni se diga de la compensación monetaria que recibes por tu trabajo. Pero no faltan los trabajos que son un poco duros de sobrellevar o que no compensan todo el esfuerzo realizado. Dicen que es mejor estar desempleado que tener un trabajo malo, sin embargo sería bueno que analices si tu empleo en realidad no vale la pena. Podría ser que no estás trabajando de forma inteligente. No nos malentiendas, no tiene que ver con tu capacidad ni actitud, sino con tu forma de organizarte.

Por eso queremos compartirte unos consejos que Belle Beth Cooper, creadora de contenidos de Buffer (aplicación de social media),  aplica para trabajar de forma inteligente y además entretenida.

Una siesta para la memoria

Una siesta viene excelente, especialmente para quienes realizan trabajos de investigación. Resulta que dormir una siesta permite no solo evitar la fatiga, sino que los conocimientos aprendidos se guarden más efectivamente en la memoria. Hay estudios que determinan que los estudiantes logran mejores puntuaciones en los exámenes después de dormir. Asimismo, si quieres recordar algo, sería buena idea tomar una siesta.

 

Toma una pausa

No siempre es necesaria ni posible una siesta, pero sí tomar una pausa. Esto permitirá afilar tu cerebro en los momentos de mayor saturación de trabajo. “Es especialmente beneficioso cuando se trata de trabajo y para evitar ‘quemarnos’”, dice Beth. Recuerda que por cada 90 minutos de concentración, vienen muy bien 15 minutos de descanso. Esto significa desapegarte de las tareas, pensar en otra cosa totalmente distinta, entretenerte en algo sin ningún sentimiento de culpa.. Vamos, date una pausa.

 

Que la naturaleza te inspire

Retomar el contacto con la naturaleza te podrá reestructurar las prioridades en la vida. Por ejemplo, una caminata en la naturaleza es perfecta para restaurar nuestra atención y relajar la mente. Hay pruebas científicas de que caminar por un parque es una experiencia mucho más liberadora que hacerlo por una calle. Andar por un área natural permite “desenmarañar” los pensamientos, permitiendo mayor enfoque. Igual consejo por si quieres estudiar algo, ve a un lugar abierto.

 

 

Salta de lugar en lugar

Este es un consejo muy interesante. Cooper propone salir a realizar tus tareas desde sitios distintos. Haces una ruta y en cada una de ellas debes realizar algunas tareas en un determinado tiempo.  “Comienza con una clara y definida lista de cosas por hacer: creas un plan de logros en cada locación, para que inmediatamente ‘saltes’ a esas tareas”. Eso te permitirá aprovechar mejor tu tiempo, y de paso tomar las pausas suficiente en el traslado de un lugar a otro. Sabemos que no siempre es sencillo salir de tu oficina, pero haz la prueba y  verás que tu eficiencia deslumbrará.

El correo primero

Uno de los mejores hábitos laborales es revisar tu correo como primera tarea del día.  Esto permitirá informarte pronto de cualquier asignación, cambio de decisiones y estar en la misma onda de tus jefes. También lograrás priorizar las actividades del día y tendrás mejores opciones para enfrentar imprevistos. El correo es una herramienta, ¡Úsala!

¡Trabaja de forma inteligente y siente sus beneficios en muchas formas!

Acerca del Autor

Notas Similares

Refiere amigos o familiares que inviertan con nosotros obteniendo un depósito a plazo de 90 días y...

Gritemos con entusiasmo Viva Guayaquil y seamos cada uno el mejor ejemplo al mostrar la ciudad a...

Recuerda que Banco del Pacífico no envía correos electrónicos solicitando información confidencial...